Mandato preventivo colectivo en materia contractual para remover la cláusula abusiva de contrato de

21.12 | Jurisprudencia

Con fecha 19 de diciembre de 2017, la Cámara Civil y Comercial (Sala II) de Azul se pronunció sobre un supuesto de cláusula abusiva en el contrato de seguro y resolvió que es abusiva, y por ende, ineficaz la exclusión de riesgo en un contrato de seguro colectivo de accidentes personales que no cubre el siniestro si el asegurado utiliza moto o vehículos similares y decretó un mandato de prevención colectivo dirigido a la autoridad de aplicación (Superintendencia de Seguros de la Nación) para que presente un estudio detallado procurando su reformulación o, en su defecto, exprese los motivos que imposibilitarían tal modificación.

Contrato de Seguro Colectivo. Cláusula abusiva.

 

Se trata de dos seguros colectivos –de vida y de accidentes personales-, contratados por intermedio del Servicio Penitenciario Bonaerense para los empleados que voluntariamente acepten ser incluidos, y las pólizas son totalmente independientes de la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (Provincia Seguros A.R.T) sobre cuyas prestaciones no versa la presente acción.

 

El actor sufrió un accidente in itinere en motocicleta y se quebró el radio del brazo izquierdo sufriendo una incapacidad del 16,95%. La Caja de Ahorro y Seguros no cubrió el accidente invocando dos supuestos de exclusión de cobertura –uno en cada póliza contratada-. En la póliza de seguro de vida invocó que la cobertura se limita a "amputación del miembro o pérdida funcional total del hombro, o del codo o de la muñeca", mientras que en la póliza de accidentes personales invocó, como supuesto de exclusión, el "uso de motocicleta o vehículo similar". O sea, que en opinión de La Caja, nada debía pagarle al actor, que contaba con dos pólizas contratadas a través de su empleador.

 

El Tribunal consideró abusiva la cláusula de exclusión de cobertura en la póliza de accidentes personales sufridos por el "uso de motocicletas o vehículos similares", atento a que: el actor desconocía la existencia de dos pólizas, desconocía la exclusión de cobertura por sufrir un siniestro circulando en motocicleta, la Caja de Ahorro y Seguro no agregó la póliza de accidentes personales sino hasta el momento de dictado de la sentencia de Primera Instancia, la cláusula es sorpresiva por su ubicación en el contrato entre supuestos de exclusión tan obvios como picadura de insectos, terremotos, radiación, inundaciones, etc. Además, la demandada no cumplió con la carga de fundar la razonabilidad del supuesto de exclusión.

 

 

Prevención. Mandato preventivo colectivo en materia contractual para el cese de la cláusula abusiva

 

Afectando la cláusula abusiva a 11.470 agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense se ordenó notificar a la Superintendencia de Seguros de la Nación (autoridad de control), a la Caja de Ahorro y Seguros, y al Servicio Penitenciario Bonaerense para que procedan a notificar a todos los empleados alcanzados por la póliza respectiva, el carácter voluntario del seguro, de la cláusula abusiva que contiene y se analice y disponga su reformulación, considerando todas las implicancias técnicas y económicas pertinentes y –si correspondiere- su eliminación o replanteo, conforme su incidencia en el precio final de la prima o, en su defecto, para que argumente y justifique  la  razonabilidad de la restricción

 

 

 

Daño punitivo

 

Se confirmó el daño punitivo aplicado en la sentencia de grado ($ 5000), por falta de agravio de la parte actora.  Fue considerada deliberada la exclusión de cobertura por el uso de motocicletas o vehículo similar, en tanto los destinatarios del seguro   utilizan dicho medios de locomoción para trasladarse al trabajo. Tuvo en cuenta el Tribunal que de haberse informado debidamente dicho supuesto de exclusión, tal vez el actor pudo decidir no contratar dicha póliza, ya que se trasladaba al trabajo en motocicleta.

 

 

 

 

 

Prevención. Mandato preventivo colectivo en materia contractual para el cese de la cláusula abusiva

 

-El mandato preventivo o de prevención constituye -junto con las medidas autosatisfactivas y la tutela anticipada- una de las herramientas procesales fundamentales para la prevención del daño. Se trata de una orden judicial, generalmente oficiosa y dictada en la sentencia definitiva en la que el juez, ante la comprobación del daño o de su amenaza, adopta medidas para evitar, hacer cesar o impedir el daño futuro o su agravamiento o extensión, dirigida a alguna de las partes o a terceros, particularmente al poder administrador

 

-La sentencia de prevención puede ser dictada de modo provisorio (medidas cautelares típicas) o definitivo (sentencia definitiva), principal (es decir autónoma, como las medidas autosatisfactivas) o accesorio (como la tutela preventiva), a pedido de parte o de oficio, en un proceso ya iniciado (juicio ordinario o sumario) o promovido sólo a esos efectos (como las medidas autosatisfactivas), otorgándose al juez amplias facultades para dictar mandatos de dar, hacer o no hacer.

 

-El régimen jurídico de la prevención en el Cód. Civ. y Com. tiene una primera manifestación en la regulación del abuso del derecho (arts. 10 y 14 del CCyC), debiendo el juez ordenar lo necesario para evitar los efectos del ejercicio abusivo o de la situación jurídica abusiva

 

-Resulta importante que el juez, cuando la dificultad de la situación fáctica lo amerita, determine un mecanismo o programa de ejecución, con plazos y etapas, y -en su caso- apercibimientos y sanciones, quedando sujeto al control judicial lo atinente a la verificación de su cumplimiento.

-En este proceso, en el que la cuestión relativa a la revisión y reformulación de la cláusula del negocio jurídico complejo reviste dificultades técnicas, requiere de cálculos actuariales, análisis de costos, del estudio detenido de la ecuación económica financiera, de la intervención del órgano de aplicación (Superintendencia de Seguros de la Nación) y la participación y audiencia de las partes involucradas (la Caja de Seguros S.A. y el Servicio Penitenciario Bonaerense), corresponde que el juez determine el objetivo específico a cumplimentarse y los plazos de ejecución, delegando su implementación en los organismos estatales competentes.

 

-En el caso se configura un supuesto fáctico y jurídico que habilitaría una acción colectiva en defensa de intereses individuales homogéneos en cláusulas abusivas en el contrato de consumo de seguros colectivos,  por lo que corresponde disponer que se notifique la presente sentencia a la autoridad de contralor (Superintendencia de Seguros de la Nación), a la aseguradora y al Servicio Penitenciario Provincial, para que procedan a informar a los asegurados el alcance voluntario del seguro y el de la cláusula abusiva; y se analice y disponga su reformulación, considerando todas las implicancias técnicas y económicas pertinentes y –si correspondiere- su eliminación o replanteo conforme su incidencia en el precio final del seguro, cumplimentando, en caso negativo, con la carga de la argumentación y justificación de una cláusula sospechosa de arbitrariedad

                       

-Corresponde ordenar un mandato preventivo dirigido a: 1) poner en conocimiento de la declaración de abusividad del Anexo 1, pto. 7 de la Póliza 5060-9640678-01, a la Superintendencia de Seguros de la Nación en su carácter de autoridad de aplicación (arts. 23, 28 y 29 de la Ley 20.091); y del Servicio Penitenciario Bonaerense, en su carácter de asegurado, 2) disponer que la demandada en el plazo de 30 días corridos informe a la totalidad de los asegurados, de manera individual y fehaciente el carácter voluntario del seguro (arts. 34 inc. 2° del CPCC, arts. 37, 38, 39 de la LDC, arts. 23, 28, 29 de la Ley 20.091; arts. 1, 2, 3, 7, 988, 989, 1713 y concs. del Cód. Civ. y Com.);3) fijar el plazo de 120 días corridos para que la autoridad de aplicación (Superintendencia de Seguros de la Nación) con intervención de las partes interesadas (Servicio Penitenciario Bonaerense y La Caja de Ahorro y Seguros SA), y en su caso de otros organismos técnicos competentes, proceda a elaborar y presentar, para su aprobación, a la Sra. Jueza de la causa un informe detallado y circunstanciado que reformule la cláusula considerada abusiva procurando la incorporación como riesgo asegurable los accidentes personales sufridos por los asegurados que circulan en moto o vehículo similar. Para ello el estudio e informe mencionados deberá considerar todos los aspectos técnicos involucrados, analizando la incidencia de ese riesgo excluido en el monto final de la prima, conforme la ecuación económica del contrato, los cálculos actuariales y las restantes variables que correspondan. En el caso en el que la inclusión del riesgo mencionado precedentemente no resulte fáctica, jurídica o económicamente viable las partes emplazadas deberán argumentar, explicar y justificar las razones que impedirían su concreción, ofreciendo –si procediera- medios alternativos (por ejemplo precios diferenciados en uno u otro supuesto).

                     

Contrato de consumo. Cláusulas abusivas

- Las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión y de consumo son aquellas que desnaturalizan las obligaciones del predisponente, importan una renuncia o restricción a los derechos del adherente o no son razonablemente previsibles (art. 988), sujetas a control judicial, aun cuando cuenten con aprobación administrativa (arts. 989, 1122 del CCyC). En los contratos de consumo específicamente (arts. 1092 y sgtes.) resulta abusiva la cláusula que, habiendo sido o no negociada individualmente, tiene por objeto o por defecto provocar un desequilibrio significativo entre los derechos y obligaciones de las partes, en perjuicio del consumidor (art. 1119 del CCyC

Contrato de consumo. Cláusulas abusivas. Contrato de seguro. Exclusión del riesgo

- Son abusivas aquellas cláusulas que de cualquier manera puedan provocar un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones generadas por el contrato, siempre y cuando esta situación perjudique al consumidor.

 

-La exclusión de cobertura por accidente derivado del uso de motocicletas aparece sorpresiva y contraria a la buena fe contractual, atento a que su inclusión en la sección descripta del contrato no resulta razonablemente previsible para el asegurado (art. 1198 del Cód. Civ., arts. 988 inc. c., 989, 1117, 1118 del Cód. Civ. y Com.).

 

 

Contrato de consumo. Seguro. Exclusión de riesgo. Cláusula abusiva. Exclusión de riesgo en seguro colectivo por accidentes personales si el asegurado viaja en moto.

- Es abusiva la cláusula del contrato de seguro colectivo por accidentes personales que no cubre el siniestro si el asegurado viaja en moto porque: el actor, antes del siniestro, desconocía la exclusión de cobertura por sufrir un accidente circulando en moto; resulta sorpresiva ; el riesgo excluido es irrazonable y desproporcionado con relación a otros riesgos (picadura de insectos, sismos, inundaciones, etc.); no es compatible con la naturaleza de la cobertura involucrada porque la moto es el medio de transporte usual para ir al trabajo; y la demandada no cumplió con la carga argumentativa de fundar la razonabilidad de una cláusula sospechosa de abusividad.

 

- La utilización de la moto es un medio de transporte accesible y usual para la zona por lo que, en este caso, corresponde declarar abusivo el ejercicio del derecho de la demandada de no cubrir los daños personales del actor porque iba a trabajar en moto.

 

- El derecho que confiere la cláusula configura un "estándar sospechoso de irrazonabilidad", cuya legitimidad no resultó argumentativamente explicada y justificada  por la demandada. La demandada no argumentó, ni acreditó (cuando se defendió de la alegación de abusividad y adujo la legitimidad de la cláusula) qué razones fundadas en consideraciones técnicas y económicas justificaban la exclusión que –así- luce desajustada. 


Sitios de interés

Logo Pragmática