Tribunal de disciplina

El Colegio de Abogados posee Poder Disciplinario. Esto significa que una de sus funciones es fiscalizar la actividad de los colegas, atendiendo las denuncias que se reciben por inobservancia de las Normas de Ética Profesional y, cuando corresponda, sancionando el accionar de los letrados responsables.

Según lo previsto por la ley 5177, esto es así porque el Estado ha delegado en los Colegios el Poder de Policía, es decir, el control de la matrícula, y como tal, la función del Tribunal de Disciplina es el saneamiento de la misma.

Es de destacar que, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, las denuncias se radican en el seno del Consejo Directivo y no directamente ante el Tribunal de Disciplina.

En esta primera etapa el Consejo Directivo determina si se debe dar lugar a una causa disciplinaria. De esta forma, si la decisión es afirmativa, comienza a intervenir el Tribunal de Disciplina que será el encargado de desplegar todo el procedimiento disciplinario y finalmente sancionar o absolver al imputado.

 

Contacto

 

 

Logo Pragmática